[català]    [castellano]    [english]

ABDOMINOPLaSTIA
   

Cirugía para eliminar exceso de grasa y piel alrededor de la barriga, tensando los músculos de debajo y mejorando la apariencia de la zona abdominal.

¿Por qué una Abdominoplastia?
La abdominoplastia es un procedimiento quirúrgico mayor que permite reducir considerablemente una barriga salida. El resultado puede proporcionar una gran mejora estética, aunque las cicatrices pueden ser bastante extensas. Cada caso es individual, y dependerá de la consulta con tu cirujano.


¿Cómo saber si la Abdominoplastia está indicada para mí?
Si estás sano en general pero te afecta una gran cantidad de grasa alrededor de la barriga, o la piel que ha perdido elasticidad no mejora con dieta y ejercicio, la abdominoplastia puede ser una opción. En pacientes de más edad, la pérdida de elasticidad de la piel viene acompañada de un pequeño grado de obesidad. Todo esto también se puede mejorar.
Pacientes que quieren perder peso, se recomienda que lo hagan antes de considerar cirugía. Si tienes antecedentes de cicatrices prominentes después de una operación, el cirujano puede que te recomiende no considerar la abdominoplastia, debido al riesgo de que pueden quedar cicatrices demasiado visibles.

La abdominoplastia puede mejorar mucho tu apariencia y tener un efecto positivo en la autoestima. Es muy importante el comentar de manera franca con tu cirujano tus expectativas.

Consulta inicial
Es muy importante el comentar con tu cirujano tus expectativas y objetivos de manera franca y abierta. El cirujano hará una evaluación de tu estado de salud, examinará tu abdomen y el tono de la piel y te fotografiará, para tener una referencia durante y después de la operación. Te explicará con detalle las diferentes técnicas quirúrgicas. Por ejemplo, si la mayoría del tejido graso está bajo el ombligo, una abdominoplastia parcial o mini puede ser suficiente. Otra opción puede ser abdominoplastia total o parcial, conjuntamente con liposucción de la zona de las caderas, para mejorar la silueta corporal. A veces, sólo la liposucción es necesaria para lograr tus objetivos. Tu cirujano te explicará detalles de la técnica utilizada, anestesia, donde se hará la operación, los riesgos y el coste. No dudes en hacer preguntas, ya que es muy importante sentirse adecuadamente informado antes de hacer una decisión.

Riesgos y efectos secundarios
Cada año se llevan a cabo con éxito miles de abdominoplastias. No es una operación sencilla, pero con un buen cirujano, las complicaciones suelen ser menores. Las complicaciones posibles incluyen hemorragia, embolismo, infección, reacciones anestesia, etc. Las infecciones se tratan con antibióticos ya veces es necesario poner un drenaje, lo que puede incrementar tu estancia en el hospital. Para reducir el riesgo de embolismos, aconsejamos que te levantes y te muevas tan pronto como te sea posible después de la operación. Otra complicación posible es la cicatrización deficiente, que puede dejar marcas visibles y puede requerir una segunda operación. Algunas personas se curan y recuperan mejor que otros, por lo tanto los resultados no se pueden prever totalmente.

 

  Preparaciones para tu operación
Es importante seguir las instrucciones que te dará el cirujano. Pueden incluir hábitos de comer, beber, fumar, tomar y evitar ciertas medicaciones y suplementos vitamínicos.
Si fumas, es importante dejarlo al menos durante 2 semanas antes y después de la operación, ya que fumar reduce el riego sanguíneo de la piel, y puede interferir en la cicatrización de la piel. También es importante no tomar el sol en la zona a operar. Si desarrollas una infección antes de la operación, tu cirujano probablemente te aconsejará posponerla. Se utiliza anestesia general.
Normalmente, es necesario estar dos noches en el hospital. Es importante que alguien te lleve a casa después de la operación, y que tengas asistencia en casa durante uno o dos días.

La Abdominoplastia
Una abdominoplastia total dura normalmente 2-3 horas, y una parcial, 1-2 horas. El cirujano hace una incisión que va de cadera a cadera, justo sobre el pubis. Una segunda incisión se hace para liberar el ombligo del tejido alrededor. Con una abdominoplastia parcial, la incisión es mucho más corta y puede que el tejido del ombligo no se toque, aunque puede acabar en una posición diferente, una vez la piel se ha estirado y suturado.
Después, el cirujano separa la piel abdominal para acceder a los músculos de la barriga. Los músculos se tensaron y cambiarán de posición mediante suturas quirúrgicas, lo que dará el abdomen y la cintura una forma más estética. El exceso de piel se elimina, un nuevo agujero se crea por el ombligo, y se cierra el tejido restante. Finalmente, se ponen vendajes y un drenaje temporal para eliminar el exceso de fluido.

Después de la operación
La barriga estará hinchada durante los primeros días. Te sentirás cansado y con molestia o dolor. Normalmente se pueden aliviar los síntomas con analgésicos que tu cirujano te prescribirá. Dependiendo del tipo de abdominoplastia, puede que te quedes en el hospital uno o dos días. Tu cirujano te dará instrucciones sobre como ducharte y cuidar de los vendajes y drenajes. En caso de que haya hematomas, estos suelen durar una o dos semanas. A medida que los días pasen, te irás encontrando mejor. Aunque no te podrás levantar inmediatamente después de la operación, es aconsejable comenzar a caminar lo antes posible. Los vendajes que cubren la zona de las incisiones se sustituyen por ropa de apoyo especializada también al cabo de unos días. Si la piel está muy seca, recomendamos aplicar cremas hidratantes de forma regular, aunque evitando la zona de las cicatrices.

Recuperación
El proceso de curación requiere tiempo y paciencia. Sigue las instrucciones de tu cirujano. Al cabo de unas dos semanas es posible que puedas volver a tus actividades normales, aunque a veces esto es al cabo de tres o cuatro semanas. Las cicatrices parecerá que empeoran en apariencia durante los primeros dos o tres meses. Esto es normal, ya que sólo al cabo de unos nueve meses o un año empezarán a mejorar, aunque no pueden desaparecer totalmente. Los puntos se disuelven espontáneamente en unos 7 o 10 días. El ejercicio físico fuerte se debe evitar al menos durante dos semanas, pero su pueden hacer actividades suaves o caminar.
En caso de que notes síntomas inesperados como hemorragia o incremento de dolor, no dudes en contactar tu cirujano.

Resultados
La mayoría de pacientes consideran que el resultado de la abdominoplastia es muy satisfactorio, aunque es necesario acostumbrarse a la nueva situación. De manera gradual, las cicatrices se harán menos visibles y delgadas. Es importante recordar que los resultados normalmente duran mucho tiempo, mientras se lleve una dieta equilibrada y ejercicio regular.

Fuente de información: archivos de la BAAPS (British Association of Aesthetic Plastic Surgeons), 2017.

< Volver a Cirugía Hombre

Reserva tu consulta aquí