[català]    [castellano]    [english]

AUMENTO DE MAMA
 
   

Un tratamiento quirúrgico para aumentar el tamaño y forma del pecho femenino con la ayuda de implantes

¿Por qué un aumento de mama?
El aumento de mama se realiza por varias razones:
  • Para mejorar la forma del cuerpo femenino cuando, por razones personales, la paciente se ve los pechos demasiado pequeños
  • Para reparar la pérdida de volumen del pecho después del embarazo
  • Para equilibrar una diferencia de volumen entre las dos mamas
  • Como reconstrucción después de una operación o accidente
Una vez que los implantes se han introducido, el tamaño del pecho incrementa una o más medidas de sostén.

¿Cómo saber si el aumento de mama está indicado para mí?
El aumento de mama puede ayudarte a lograr una apariencia rejuvenecida y más atractiva, y esto puede hacerte sentir mejor. Recuerda que no puede cambiar totalmente tu apariencia ni recuperar la juventud. Es muy importante el comentar con tu cirujano tus preferencias y dudas en detalle, antes de decidir. Las mejores candidatas para el aumento de mama son pacientes sanas física y psicológicamente, con expectativas realistas. Aconsejamos que esperes mejoras derivadas de la cirugía, no la perfección.

Implantes
Los implantes de mama son hechos de silicona cohesiva, con un centro de gel de silicona médica. Hay evidencia científica a largo plazo que demuestra que la silicona médica es la sustancia menos reactiva de todas las utilizadas en cirugía estética. La mayoría de pacientes encuentran que los implantes de silicona son los que dan a la mama la apariencia y tacto más naturales.

Riesgos y efectos secundarios
El aumento de mama es una de las operaciones más seguras y con menos incidencia de complicaciones. Sin embargo, cualquier tratamiento quirúrgico implica un riesgo. El problema más conocido es la contractura capsular, que es el tejido cicatrizado que se forma alrededor del implante, y que puede hacer el pecho duro al tacto. Para resolver la situación, normalmente se saca el tejido capsular. A veces sin embargo, se debe cambiar o quitar el implante.

Otros posibles riesgos son: hemorragia, formación de hematomas, infecciones, cambios en la sensibilidad del pecho, etc.

No hay evidencia de que los implantes mamarios afecten negativamente la fertilidad, embarazo o la lactancia. Si has dado el pecho unos meses antes de la operación, puede que produzcas leche durante unos días después del aumento mamario. Aunque puede causar molestia, se puede tratar con medicación.
A veces los implantes se pueden romper, debido a accidentes o compresión normal. Si el gel de silicona se escapa y atraviesa la cápsula de tejido cicatrizado, puede estimular la formación de nuevas cicatrices y cambiar la forma y tacto del pecho. En estos casos raros, puede ser necesaria una nueva operación para intentar sacar el nuevo tejido y el hielo proveniente de la ruptura.
No hay evidencia científica que los implantes mamarios estén conectados al cáncer de mama, aunque, cuando se haga una mamografía rutinaria, se debe hacer saber al radiólogo si la paciente lleva implantes.

Consulta inicial
El cirujano evaluará tu caso particular y estado de salud, y te recomendará la técnica más adecuada, teniendo en cuenta tu edad, elasticidad de la piel. Si la mama está caída, puede que te recomiende también una elevación mamaria o mastopexia. Es importante comentar con franqueza tus expectativas, y de comunicar al cirujano si fumas, tomas medicación, vitaminas o drogas. El cirujano te explicará con detalle el tipo de anestesia utilizada, como en qué hospital se llevará a cabo la operación.

  Preparaciones para tu operación
Sigue las instrucciones que tu cirujano te dará referente a beber, fumar, tomar o evitar vitaminas, medicaciones y suplementos alimenticios. Si desarrollas un resfriado o una infección de cualquier tipo, sobre todo si es cutánea, la operación se puede cancelar. Haz previsiones para que alguien te lleve a casa después de la operación, y para que tengas asistencia en casa durante uno o dos días.

El aumento de mama
La operación dura más o menos una hora y media. El método de introducción del implante dependerá de tu anatomía, preferencias y recomendaciones del cirujano. Se puede hacer una pequeña incisión bajo el pecho, alrededor del pezón o la axila. Esta última es normalmente la técnica recomendada, por ser la más avanzada y para no dejar la cicatriz en un lugar visible.

También es la que proporciona resultados más naturales, y con menos molestia o dolor durante la recuperación. La introducción del implante se guiará con la ayuda de una pequeña cámara (endoscopia), y se situará sobre el hombro pectoral, después de haber creado una pequeña cavidad para acomodarlo. A veces, el implante se puede poner bajo el hombro. Para evitar la acumulación de fluidos, se suele dejar un drenaje durante unas horas. Los puntos se suelen disolver espontáneamente al cabo de unos días.

Después de la operación
Te sentirás cansada y con molestia o dolor que puede durar de 24 a 48 horas. Normalmente se pueden aliviar los síntomas con analgésicos que tu cirujano te prescribirá. Al cabo de unos días se sacan las vendas y se pone un sostén quirúrgico. Las nuevas técnicas reducen las molestias post operativas pero aún se puede notar dolor, sensación de quemazón en la zona del pezón, inflamación, anestesia temporal y pequeñas hemorragias. Los hematomas suelen durar una o dos semanas. A medida que los días pasen, te irás encontrando mejor. La hinchazón del pecho puede tardar unos dos meses antes de desaparecer completamente.

Recuperación

El proceso de curación requiere tiempo y paciencia. Sigue las instrucciones de tu cirujano. Al cabo de unos días es posible que puedas volver a tus actividades normales, y que te sientas mejor después de una o dos semanas. Normalmente la sensación está aumentada en los senos durante dos o tres semanas, por lo que se aconseja limitar el contacto físico durante este período. Las cicatrices se verán rosadas al menos durante seis semanas, y al cabo de unos meses se reducirán en apariencia, aunque no pueden desaparecer totalmente. Los puntos se disuelven espontáneamente en unos 7 o 10 días. Se debe evitar el ejercicio físico fuerte al menos durante dos semanas, pero se puede caminar o hacer otras actividades suaves.
En caso de que notes síntomas inesperados como hemorragia o incremento de dolor, no dudes en contactar tu cirujano.

Resultados
La mayoría de mujeres consideran que el aumento de mama ha sido una experiencia muy satisfactoria. La decisión de incrementar el tamaño de los pechos es muy personal. No todo el mundo lo ve del mismo modo. El hecho importante es que, si has alcanzado el objetivo que buscabas, entonces la operación ha sido un éxito.
Recomendamos examinaciones regulares con tu cirujano y, en los grupos de edad adecuados, mamografías regulares para asegurar que no hay complicaciones.

Fuente de información: archivos de la BAAPS (British Association of Aesthetic Plastic Surgeons), 2017.

< Volver a Cirugía Mujer

Reserva tu consulta aquí