[català]    [castellano]    [english]

LIFTING (RITIDECTOMÍA)
 
 
   

El Lifting (Ritidectomía), consiste en la reposición sutil de la piel de la cara, combinada normalmente con un poco de estiramiento de los músculos y redistribución de la grasa subcutánea. El objetivo del lifting es dar una apariencia rejuvenecida en la cara.

¿Por qué un Lifting?
A medida que envejecemos, la fuerza de la gravedad, el sol y el estrés nos afecta la cara, produciendo arrugas marcadas entre la nariz y la boca, y haciendo que la piel de mandíbula y cuello se vaya descolgando. La cirugía facial puede reducir los signos de envejecimiento más marcados. Un lifting se puede combinar con otras cirugías faciales como blefaroplastia (estiramiento alrededor de los ojos), rinoplastia (cirugía de la nariz) o mini lifting (cirugía del cuello o del frente).

¿Cómo saber si Lifting es indicado para mí?
Si tu cara y cuello comienzan a notar los signos de envejecimiento, pero tu piel aún tiene elasticidad y tu estructura ósea es bien definida, el lifting puede ser una buena opción para ti. La mayoría de nuestros pacientes tienen cuarenta, cincuenta y sesenta años, aunque un lifting se puede hacer exitosamente incluso en personas de más de sesenta y cinco años.

Consulta inicial
Un lifting es una cuestión personal, y cada uno es diferente. Durante tu consulta inicial, tu cirujano examinará tu cara de forma completa, incluyendo la piel, huesos y tejidos adyacentes. Juntos, comentaremos las posibilidades reales de tu lifting.
El médico te preguntará detalladamente sobre cualquier condición médica que sufras y que pueda afectar a la cirugía, tal como presión alta, problemas de coagulación de la sangre, o tendencia a cicatrizar de manera excesiva. Aconsejamos que seas franco, sobre todo en hacerle saber si fumas o tomas cualquier droga o medicación. Por ejemplo, la aspirina puede causar hemorragia.
Tu cirujano te explicará detalles de la técnica utilizada, anestesia, donde se hará la operación, los riesgos y el coste. No dudes en hacer preguntas, ya que es muy importante sentirse adecuadamente informado antes de hacer una decisión.

  Preparaciones para tu operación
Es importante seguir las instrucciones que te dará el cirujano. Pueden incluir hábitos de comer, beber, fumar, tomar y evitar ciertas medicaciones y suplementos vitamínicos.
  • Fumar: si fumas, es importante dejarlo al menos durante 2 semanas antes y después de la operación, ya que fumar reduce el riego sanguíneo de la piel, y puede interferir en la cicatrización de la piel.
  • Si tienes el cabello muy corto, es aconsejable dejarlo crecer antes de cirugía facial, ya que puede ayudar a disimular las cicatrices mientras la piel se cura.

Aunque sea una operación sin estancia nocturna en el hospital, es importante que alguien te lleve a casa después de la operación, y que tengas asistencia en casa durante uno o dos días.

Riesgos y efectos secundario>s
Incluso después de que la inflamación causada por la operación haya desaparecido, el cabello de la zona de las incisiones puede ser más fino de lo normal, y la piel estará más bien seca. También puedes notar falta de sensación en la piel, pero lo normal es que sólo dure unas semanas o meses.
Las posibles complicaciones derivadas del lifting son: hematoma (hemorragia bajo la piel), daño causado a los nervios de la cara, infección y reacciones a la anestesia.

Después del Lifting
Es normal sentir un poco de molestia, pero no dolor. Si fuera así, se pueden tomar analgésicos que el médico te prescribirá. En caso de que el dolor no pasara, es importante contactar al cirujano inmediatamente.
Normalmente, el día después del lifting, los vendajes se quitan, y después de lavarte el cabello, la enfermera o el médico te revisarán. Si hay tubos de drenaje, normalmente se dejan durante un día o dos después de la operación.
Recuerda que la apariencia pálida, morada e hinchada de la piel irá mejorando en las próximas semanas. La mayoría de los puntos se quitan al cabo de unos 5 días. Las cicatrices de cerca del cabello necesitan un poco más de tiempo. A veces se recomienda mantener la cabeza elevada durante unos días, para ayudar a reducir la inflamación.

Recuperación
Es normal sentirse afectado por las cicatrices aspecto de la cara durante los primeros días. Recomendamos descansar y tomar las cosas con calma, y dejar que tu cuerpo utilice la energía en curarse. El ejercicio físico fuerte se debe evitar al menos durante dos semanas, pero caminar y otras actividades suaves están bien.
La mayoría de pacientes vuelven a sus actividades normales en unos 14 días, aunque a veces todavía hayan hematomas visibles. Hay maquillaje especial para cubrir las zonas afectadas que se puede utilizar.
Recomendamos evitar alcohol, saunas y baños de vapor durante unas 4 semanas, y también evitar tomar el sol durante 2-3 meses

Fuente de información: archivos de la BAAPS (British Association of Aesthetic Plastic Surgeons), 2017..

< Volver a Cirugía Hombre

Reserva tu consulta aquí