[català]    [castellano]    [english]

LIPOSUCCIÓN
 
 
   

La segunda operación más popular en medicina estética, consiste en la extracción de la grasa subcutánea en determinadas zonas para mejorar la forma del cuerpo.

¿Por qué una liposucción?
La liposucción puede mejorar la apariencia de zonas específicas de tu cuerpo por medio de sacar tejido graso no deseado. Se puede extraer grasa de zonas como el abdomen, cintura, culo, piernas, rodillas, tobillos, brazos, barbilla, mejillas y cuello. Las técnicas de liposucción han refinado considerablemente en los últimos años, resultando en diferentes mejoras: una es la lipoplastia asistida por ultrasonido (Ultrasound Assisted lipoplasty o UAL), la otra es la técnica tumescente. Gracias a estas mejoras, los resultados de la liposucción son más precisos y la recuperación más rápida. La liposucción no es un sustituto de control de dieta y ejercicio, pero puede reducir tejido graso que no responde a estos métodos tradicionales.

¿Cómo saber si la liposucción está indicada para mí?
Es importante tener expectativas realistas antes de decidirse. La liposucción puede mejorar tu apariencia y consecuentemente la autoestima, pero no necesariamente puede alcanzar  la perfección. Los mejores candidatos para la liposucción son individuos con peso corporal medio y piel elástica con bolsas de tejido graso en zonas específicas que no responden a dieta y ejercicio físico. También deben estar sanos física y psicológicamente. La edad no es demasiado importante, pero lógicamente, un paciente de más edad tendrá una piel menos elástica y por tanto no puede esperar los mismos resultados que otro más joven y con una piel más firme.

Consulta inicial
Tu cirujano hará una evaluación de tu estado de salud, determinará la posición de los depósitos de tejido graso y la calidad de la piel. Te recomendará los diferentes métodos de remodelación corporal, y lo que se ajuste más a tus necesidades. Recomendamos que seas franca con tus objetivos. El cirujano también lo será, describiendo con detalle el procedimiento y explicando los riesgos y las limitaciones.

Preparaciones para tu operación
Sigue las instrucciones que tu cirujano te dará referente a beber, fumar, tomar o evitar vitaminas, medicaciones y suplementos alimenticios. Si desarrollas un resfriado o una infección de cualquier tipo, sobre todo si es cutánea, la operación se puede cancelar. Haz previsiones para que alguien te lleve a casa después de la operación, y para que tengas asistencia en casa durante uno o dos días.

La liposucción
Tu cirujano te informará de las técnicas utilizadas hoy en día y te recomendará la más adecuada. Durante una liposucción, se sacan depósitos localizados de tejido graso para remodelar una o más áreas del cuerpo. Mediante una pequeña incisión, se inserta un tubo estrecho o cánula para aspirar la capa de grasa que está bajo la piel. La localización de las incisiones se escoge con cuidado para reducir las cicatrices al máximo. Naturalmente, hay una cantidad de fluido que se perderá junto con el tejido graso. Para evitar complicaciones derivadas de esta situación, recibirás fluidos intravenosos durante y después de la operación.

  Riesgos y efectos secundarios
La liposucción normalmente es segura si tu salud es buena, el quirófano está bien equipado y tu cirujano tiene experiencia y formación acreditada. Se necesitan habilidades quirúrgicas adecuadas para sacar grandes cantidades de tejido graso de manera eficiente y segura. Hay que tener en mente, sin embargo, que incluso con un cirujano excelente e instalaciones quirúrgicas modernas, no se puede ofrecer una garantía. A pesar de ser raras, las complicaciones pueden producirse. Los riesgos aumentan si se operan varias áreas al mismo tiempo, o si la zona tratada es extensa y la duración de la operación es larga. Las complicaciones más conocidas son: infección, retraso en la curación de la piel, formación de coágulos de sangre o grasa que pueden migrar hacia los pulmones de manera fatal, pérdida excesiva de fluidos y shock, acumulación de fluidos que se deben drenar, quemaduras de fricción y otros daños en la piel o los nervios, perforación de órganos vitales y reacciones a los medicamentos utilizados.

Las cicatrices son pequeñas y el cirujano las hace en los lugares menos visibles. Sin embargo, imperfecciones en la apariencia final pueden aparecer: superficie irregular de la piel y asimetrías, especialmente en pacientes con poca elasticidad o de más edad. Pueden aparecer cambios de color de la piel (pigmentación) o falta de sensación. A veces es necesaria una operación adicional.

Después de la liposucción
Es normal que se tenga que drenar fluido de las incisiones. Puede que necesites ropa de compresión elástica en el área tratada durante varias semanas para reducir la inflamación y ayudar a la remodelación de la piel. No esperes sentirte y verte perfecto inmediatamente. Las nuevas técnicas reducen las molestias post operativas pero aún se puede notar dolor, sensación de quemazón, inflamación, anestesia temporal y pequeñas hemorragias. Normalmente se pueden aliviar los síntomas con analgésicos que tu cirujano te prescribirá. A medida que los días pasen, te irás encontrando mejor.

Recuperación
El proceso de curación requiere tiempo y paciencia. El cirujano posiblemente te aconsejará que empieces a caminar tan pronto como puedas para reducir inflamación y prevenir la formación de coágulos en las piernas. Al cabo de unos días es posible que puedas volver a tus actividades normales, y que te sientas mejor después de una o dos semanas. Los puntos se disuelven espontáneamente en unos 7 o 10 días. Se debe evitar el ejercicio físico fuerte al menos durante dos semanas, pero se puede caminar o hacer otras actividades suaves.
En caso de que notes síntomas inesperados como hemorragia o incremento de dolor, no dudes en contactar tu cirujano.

Resultados
La forma de tu cuerpo será bastante diferente después de la liposucción, y las mejoras se irán haciendo más visibles al cabo de unas 4-6 semanas, cuando la mayor parte de la inflamación habrá desaparecido. Después de unos 3 meses el resultado final se hará visible, aunque a veces tiene que pasar algo más de tiempo. La mayoría de pacientes están satisfechos con los resultados. Es importante seguir una dieta equilibrada y practicar ejercicio físico moderado para mantener tu nueva silueta.

Fuente de información: archivos de la BAAPS (British Association of Aesthetic Plastic Surgeons), 2017.

< Volver a Cirugía Mujer

Reserva tu consulta aquí