[català]    [castellano]    [english]

REDUCCIÓN DE LA GINECOMASTIA
 
   

Remodelación de la zona pectoral para reducir la apariencia femenina del pecho en pacientes masculinos. 

¿Por qué una reducción de la ginecomastia? 
El término "ginecomastia" está derivado del griego y significa "pechos de mujer". Es un problema del que no se habla mucho, aunque afecta a un 40-60% de hombres en diferentes grados de severidad. A veces, sólo uno de los pechos está afectado. La causa de la ginecomastia no está muy clara, pero hay varias teorías, como el efecto de algunas medicaciones o ciertas condiciones médicas. 
En hombres que se ven afectados por la ginecomastia, la cirugía es una buena opción. El exceso de tejido graso y / o glandular se elimina, a veces también con el exceso de piel, dando como resultado un pecho más firme y estético. Cada caso es individual, y dependerá de la consulta con tu cirujano. 

¿Cómo saber si la corrección de la ginecomastia está indicada para mí? 
La operación se puede llevar a cabo a cualquier edad, aunque es preferible después de los 21 años. Los mejores candidatos son hombres sanos, emocionalmente estables, con piel elástica que se puede adaptar a las nuevas formas. El cirujano suele desaconsejar el tratamiento en caso de obesidad que no se ha tratado previamente con dieta y ejercicio. También, pacientes que beben alcohol excesivamente o fumadores de marihuana se consideran no aptos para la operación. Alcohol, marihuana y esteroides anabólicos pueden causar ginecomastia, por lo que se aconseja primero evitar estas drogas. 

Consulta inicial 
Tu cirujano necesitará hacer una historia médica completa. Examinará también tu pecho e intentará encontrar la causa del ginecomastia en tu caso particular. Esta puede ser el uso de ciertas medicaciones o drogas, deficiencia hepática, etc. Si sospecha de alguna condición médica, te referirá al especialista apropiado. En casos extremos, una radiografía del pecho puede ser necesaria para descartar la posibilidad de cáncer, aunque esto es muy raro. El saber la cantidad de grasa y tejido glandular excesivo ayudará al cirujano a elegir la técnica quirúrgica más adecuada. Tu cirujano te explicará con detalle la operación, anestesia, donde se hará, los riesgos y el coste. Algunas compañías aseguradoras se hacen cargo del coste del tratamiento. No dudes en hacer preguntas, ya que es muy importante sentirse adecuadamente informado antes de hacer una decisión. 

Riesgos y efectos secundarios
 
Con un buen cirujano, las complicaciones suelen ser menores. Sin embargo, algunas personas se curan y recuperan mejor que otros, por lo tanto los resultados no se pueden prever totalmente. Las complicaciones posibles incluyen hemorragia, infección, reacciones a la anestesia, etc. Las cicatrices son pequeñas aunque permanentes. El resultado de la operación puede dejar los pechos un poco asimétricos, así como también la posición de los pezones. Si esto pasa, puede que sea necesario corregir la asimetría con una segunda intervención. Algunos pacientes experimentan una reducción parcial o total de la sensibilidad del pecho o pezón, que puede durar de unos meses hasta un año. 

 

 

  Preparaciones para tu operación 
Es importante seguir las instrucciones que te dará el cirujano. Pueden incluir hábitos de comer, beber, fumar, tomar y evitar ciertas medicaciones y suplementos vitamínicos. 
Si fumas, es importante dejarlo al menos durante 2 semanas antes y después de la operación, ya que fumar reduce el riego sanguíneo de la piel, y puede interferir en la cicatrización de la piel. 
Normalmente, sólo es necesario estar una noche en el hospital. Es importante que alguien te lleve a casa después de la operación, y que tengas asistencia en casa durante uno o dos días. 

La corrección de la ginecomastia
 
La operación se puede llevar a cabo bajo anestesia local o general. El tejido graso se puede eliminar con liposucción: una pequeña incisión se hace alrededor del pezón o la axila, y un tubo fino de succión se coloca para aspirar el tejido graso. El tejido glandular se debe extirpar quirúrgicamente con la ayuda del bisturí. En algunos casos es también necesario eliminar exceso de piel. A veces se deja un drenaje para eliminar restos de sangre y fluido. Las incisiones se suturan y se cubren con vendajes, para mantener la nueva forma del pecho. 

Después de la operación 
Te despertarás llevando un sujetador quirúrgico sobre las gasas, y a veces es necesario un drenaje en cada pecho durante un día o dos, para quitar restos de sangre y fluido. Te sentirás cansado y con molestia o dolor que puede durar de 24 a 48 horas. Normalmente se pueden aliviar los síntomas con analgésicos que tu cirujano te prescribirá. Al cabo de unos días las gasas se sacan. Las nuevas técnicas reducen las molestias post operativas pero aún se puede notar dolor, sensación de quemazón en la zona del pezón, inflamación, anestesia temporal y pequeñas hemorragias. Los hematomas suelen durar una o dos semanas. A medida que los días pasen, te irás encontrando mejor. La hinchazón del pecho puede tardar unos dos meses antes de desaparecer completamente. A veces hay reducción de sensibilidad de la piel del pecho o pezón, que se suele recuperar de forma progresiva en unas 6 semanas, aunque a veces puede tardar unos 12 meses, y en casos raros puede ser permanente. 

Recuperación 
Sigue las instrucciones de tu cirujano. Al cabo de unos días es posible que puedas volver a tus actividades normales, y que sientas mejor después de una o dos semanas. Normalmente la sensación está aumentada en los senos durante dos o tres semanas, por lo que se aconseja limitar el contacto físico durante este período. Las cicatrices se verán rosadas al menos durante seis semanas, y al cabo de unos meses se reducirán en apariencia, aunque no pueden desaparecer totalmente. Recomendamos no tomar el sol en el área de las cicatrices durante unos 6 meses, ya que puede crear exceso de pigmentación. Los puntos quirúrgicos se disuelven espontáneamente en unos 7 o 10 días. El ejercicio físico fuerte se debe evitar al menos durante dos semanas, pero se puede  caminar o hacer otras actividades suaves. 
En caso de que notes síntomas inesperados como hemorragia o incremento de dolor, no dudes en contactar tu cirujano. 

Resultados 
La reducción de la ginecomastia puede mejorar tu contorno corporal, produciendo un efecto muy positivo en la autoestima. Es importante recordar que no se puede alcanzar perfección, por lo que aconsejamos que tengas expectativas realistas. 

Fuente de información: archivos de la BAAPS (British Association of Aesthetic Plastic Surgeons), 2017.

< Volver a Cirugía Hombre

Reserva tu consulta aquí