[català]    [castellano]    [english]

RINOPLASTIA NO QUIRÚRGICA
 
   

Tu perfil ideal sin necesidad de cirugía
La forma de la nariz es una de las primeras características faciales que notamos, quizás porque está situada justo en medio de la cara, y está siempre a la vista. Muchos pacientes se deciden por la rinoplastia no sólo para cambiar la nariz, sino también para modificar la apariencia de la cara en general.

Los médicos especialistas de Medical Aesthetics desde hace años han aprendido y perfeccionado una técnica innovadora de la mano de su creador, el Dr.. Mauricio de Maio, un cirujano plástico reconocido internacionalmente en el campo de la medicina estética. La rinoplastia no quirúrgica consiste en remodelar la forma de la nariz utilizando inyecciones de ácido hialurónico (Restylane ®, Juvederm ®, Teosyal ®, etc.). La técnica permite cambiar y corregir de manera sutil las imperfecciones más comunes, tales como curvaturas cóncavas y convexas del perfil de la nariz, o la punta caída. Con unas cuantas inyecciones de AH, normalmente localizadas ángulo fronto-nasal, se puede enderezar el perfil de la nariz. También se puede alcanzar una proyección o levantamiento de la punta de la nariz, inyectando en otros lugares anatómicos. En algunos casos, combinando las inyecciones de AH con toxina botulínica (Botox ®, Dysport ®, Azzalure ®, Xeomin ®, Vistabel ®), la proyección nasal se puede hacer más acusada. Es una opción real de tratamiento que puede proporcionar mejoras estéticas sin el riesgo y el coste de la cirugía. Los resultados pueden durar meses o años, retrasando o incluso, en algunos casos, eliminando la necesidad de la rinoplastia quirúrgica.

Rinoplastia no quirúrgica
El tratamiento dura unos 30-45 minutos. Anestesia local se aplica a la zona a tratar por medio de una crema de lidocaína. Una vez se ha reducido la sensibilidad de la piel, se hacen las inyecciones, que van acompañadas de un ligero masaje en el área tratada. Los resultados estéticos se ven inmediatamente, aunque la evaluación definitiva se hará en unos días.

  Candidatos ideales para la Rinoplastia no quirúrgica
El tratamiento es ideal para pacientes que prefieren una opción no quirúrgica, con resultados casi inmediatos y sin tener que alterar sus actividades diarias. Cuando las imperfecciones de la nariz son leves, la rinoplastia no quirúrgica puede mejorar la apariencia de manera simple, rápida y virtualmente indolora. Sin embargo, el tratamiento tiene sus limitaciones, por lo que pacientes con imperfecciones o deformidades más acusadas, la opción quirúrgica será la más adecuada.

Riesgos y efectos secundarios
En manos de un médico con experiencia y formación adecuada, las inyecciones de ácido hialurónico (AH) casi nunca traen problemas. Sin embargo, cualquier tratamiento médico conlleva un riesgo. Pacientes con problemas de coagulación, infecciones, madres lactantes y embarazadas, entre otras condiciones médicas, no son buenos candidatos para el tratamiento.
Posibles efectos secundarios y complicaciones: hematomas en la zona inyectada, inflamación, reacciones alérgicas, infección, embolismo y necrosis cutánea subsiguiente. Esta última complicación es extremadamente rara, aunque se ha descrito.
Lo más corriente después del tratamiento es una pequeña inflamación de la zona inyectada que irá desapareciendo gradualmente en 24-48 horas, y a veces, pequeños hematomas que se pueden disimular efectivamente con maquillaje al cabo de 12 horas.

La mayoría de pacientes consideran los resultados del tratamiento de remodelación de la nariz con AH es muy satisfactorio, ya que puede mejorar visiblemente su apariencia y tener un efecto muy positivo en la autoestima. Recomendamos que contactes a tu médico para comentar tu situación individual.

Ejemplos
Para ver fotografías no retocadas de pacientes reales tratados exclusivamente por los médicos de Medical Aesthetics, ve aquí

Fuente de información: archivos del BCAM (British College of Aesthetic Medicine), 2017.

Reserva tu consulta aquí